premio especial 2010

 

May 28

El ángel se encontraba exhausto de tanto batir sus alas para no caer al embravecido océano. Y es que quiso limpiar su herida con los sueños de la nívea espuma del mar. Todo comenzó cuando deseó conocer la esencia escarlata de la rosa, y aunque advertido estaba de lo punzante que podía llegar a ser, necesitó atravesar su piel sintiéndose herido mortalmente. El perfume que le regaló la flor lo embriagó y aprovechó la confusión del ángel para clavarle una espina en forma de transverberación en una de sus alas. La dolorosa espina, hincada hasta el fondo de su alma, rezumaba alientos y suspiros que se derramaban por todo el cuerpo tornando de un vivo escarlata las blanquísimas alas del ángel. Éste, sintiéndose aturdido y desorientado, voló lo más rápido que su dolor le permitió y lo hizo yendo hacia el mar para limpiar así el pecado que llevaba impregnado con manchas de sangre en sus alas. Instantes después, sintió cómo una de sus plumas quedaba ya sin vida por el intenso sufrimiento de haber caído en las fauces del engaño. Y triste y apenado, teniendo el brillante mar de cristal bajo sus pies, se dejó caer lentamente para que el agua de vida le abrazara y le reconfortara en su penar. Poco a poco fue descendiendo, impaciente, y la punta de sus dedos consiguieron rozar las olas. Y como si de un soplo de alivio se tratara, pensando que era la mejor medicina para su herida, se rindió ante el inmenso mar posando levemente su ala manchada de sangrante espina. El océano, teniendo una nueva presa fácil entre sus brazos, quiso quedarse con él, pues le faltaba en su colección un ángel despechado de su clan por su curiosidad. El ángel, notándose preso por las fauces del averno, batió con más fuerza que nunca sus alas para deshacerse de su opresor y elevándose, por fin, con un tremendo esfuerzo, consiguió descansar sobre un destacado risco del acantilado. Respiró aliviado de sentirse libre mientras sus labios dejaban escapar un triste aunque bello lamento en el que pedía perdón por querer conocer la esencia escarlata y su perfume de ensoñación. Y sin darse cuenta, terminó de morir la pluma herida cayéndose en silencio desde lo alto del acantilado y yendo a reposar levemente sobre la espuma del mar. Y no lejos de allí, escondida entre las rocas y resguardada por el azul salado, estaba una sirena que sollozaba con otra bella canción pues había perdido una de sus escamas de plata que componían su cola debido a un golpe contra una barca que quiso apresarla. Del lamento del ángel nacían notas que se dejaban mecer en el aire y del sollozo de la sirena, brotaban lágrimas que se unieron unas a otras formando un hermoso pentagrama. Y del lamento y del sollozo nació una hermosa melodía. Cuando ésta tocaba a su fin, y temiendo el ángel y la sirena la llegada del manto oscuro de la noche sin luna, observaron entre las rocas una pequeña luz que les devolvió la calma y la serenidad. El ángel encontró la escama plateada de la sirena y ella descubrió la pluma, ahora de un blanco celestial. Y con sus regalos entre las manos tuvieron su luz para todas las noches pues el ángel fue de nuevo acogido por los demás ángeles y cada uno tomó un trocito de esa escama de plata y volaron todos ellos por el inmenso y oscuro firmamento poniendo trocitos de escamas de plata con nombre de estrella para no sentirnos tan solos. Y la sirena, con la blanca pluma, dibujó en el mar un gran balón resplandeciente que se reflejaba en el cielo mostrándose como una hermosa luna llena. Recuérdalo: si miras al cielo en las noches de cientos de escamas de plata y reflejo de luna pon atención pues podrás escuchar la bella melodía del lamento del ángel y el sollozo de la sirena.

208- La esencia escarlata de la rosa. Por Morgana Le Fay, 6.7 out of 10 based on 13 ratings

Enviar a un amigo Enviar a un amigo Imprimir Imprimir


5 Responses to “208- La esencia escarlata de la rosa. Por Morgana Le Fay”

  1. HÓSKAR WILD dice:

    Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/acanal/public_html/7certamen/wp-content/plugins/gd-star-rating/code/blg/frontend.php on line 705

    Pura proesía concentrada. Imprescindible su lectura detenida.
    Mucha suerte.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  2. Francis Drake dice:

    Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/acanal/public_html/7certamen/wp-content/plugins/gd-star-rating/code/blg/frontend.php on line 705

    Creo que este relato se ha escrito con un fin ornamental, primando la forma sobre el contenido. El problema de este tipo de relatos para la narrativa breve es que el lector puede quedar defraudado, al no encontrar nada más que composición de letras para llegar a una conclusión propia de un final de cuento infantil.
    Tal vez es más plausible endosar licencias ornamentales en relatos más largos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  3. Antístenes dice:

    Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/acanal/public_html/7certamen/wp-content/plugins/gd-star-rating/code/blg/frontend.php on line 705

    Lo siento, no puedo con tanta melaza…
    Suerte.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  4. la ciudad dice:

    Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/acanal/public_html/7certamen/wp-content/plugins/gd-star-rating/code/blg/frontend.php on line 705

    Morgana, puedes escribir cuentos y fábulas para niños.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  5. minerva dice:

    Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/acanal/public_html/7certamen/wp-content/plugins/gd-star-rating/code/blg/frontend.php on line 705

    !Pura poesía! Me ha encantado y he disfrutado mucho con su lectura.
    Suerte.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

 

 

 

 

 

 

 

Pagelines