23- Oda a mi jefa. Por Jerry Cornelius

 

¡Oh, legislación vigente!
¡Oh, vacío legal!
¡Oh, delicioso maltrato!
Deseable abuso de poder,
sometimiento y deseo,
tiranía implacable.
¡Psicoterrorismo laboral!
¡Acaso moral en el trabajo!
¡Abuso, humillación, hostigamiento!
Violencia psicológica, extrema, sistemática y recurrente.
Perverso acoso, hostigamiento de cuero,
órdenes como azotes,
insultos como látigos,
humillaciones de tacón de aguja,
ofensas, desprecio, ultraje…
I like the mobbing-mobbing,
I like… MOBBING.
No me des respiro,
contrólame, domíname, sométeme,
castígame, humíllame agrédeme,
hazlo, hazlo, no dejes de hacerlo,
me siento tan mal y me gusta tanto.
¡Oh, cómo me haces sufrir! ¡Oh, cómo sufro!
Maltrátame, pisotéame, aniquílame…
¡Tú sigue y no parás!
Si supieras el doloroso placer que causas,
perturbado y excitado por tus ultrajes.
Eres mala, eres perversa,
eres cruel, eres violenta.
Te gusta y me gusta,
y sabes que me gusta.
I like the mobbing-mobbing.

VN:R_N [1.9.22_1171]
Vota esta entrada.
Rating: 7.1/10 (14 votes cast)
23- Oda a mi jefa. Por Jerry Cornelius, 7.1 out of 10 based on 14 ratings

7 comentarios en “23- Oda a mi jefa. Por Jerry Cornelius

  1. El poema tiene lo que necesita para expresar con buen humor -humor negro- el conflicto de una situación como esa, que afecta a muchos; “todos pasamos por ahí en algún momento”. Ironía y sátira, escrita con soltura y desparpajo. Buena versificación.

    Dos cosas:

    «¡Acaso moral en el trabajo!»
    -es Acoso moral, o, Ocaso moral-

    «Tú sigue y no parás!»
    -Tú sigue y no pares-

    Seguramente sean errores de transcripción.

    Un poema muy gracioso, aunque la situación no lo sea. Hay que sobrevivir compañero.

    Un saludo Jerry.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota este comentario.
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  2. Un poema divertido. Gracias por hacerme reír, aunque la situación sea mala.

    Saludos

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota este comentario.
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  3. Una manera de enfocar con humor e ironía una situación difícil. Inteligente forma de demontar el acoso ,es pedirlo a gritos. Interesante.
    Suerte 🙂

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota este comentario.
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  4. Como poema, la verdad, no es de sobresaliente, pero como ironía, ¡matrícula cum laudem!
    Un saludo y Suerte!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota este comentario.
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  5. Será que hoy estoy más afectado que de costumbre, pero para mí, sin embargo, no ha sido irónico. Más bien me ha hecho sufrir.
    Me gusta mucho lo de «órdenes como azotes,
    insultos como látigos». Se escucha en esos versos el restallido del ídem.
    A ver si me repongo, porque me has dejado deshecho.
    Un abrazo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota este comentario.
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  6. Adriano, efectivamente son erratas, los versos correctos son:

    Acoso moral en el trabajo

    “Tú sigue y no pares!”

    Gracias, Adriano, y gracias a los demás comentaristas.

    Saludos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota este comentario.
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  7. Qué masoquista! Me has hecho reir por no llorar

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota este comentario.
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Los comentarios están cerrados.