Dic 02

Estructuras pesadas,
elevadas sobre la polución,
sobre una tierra inerte de alquitrán.
Perfectamente acoplados, ellos dirigen sus pasos.
Engranajes pesados hacia ninguna parte, girando en torno a sí mismos.

Deseando volar, a veces llorando, corazones metálicos,
parte de las alas abatidas ganadas por el hombre en torno a su mundo.
Sufriendo antaño, hoy inertes.
Estructuras pesadas.

Corazones mutilados ansían una vez más
acercarse a lo que siempre desearon.
Volar, despertar el flujo de alientos.
Alas ficticias despegan en sus otoños
imaginando rozar las fechas,
deseando converger los colores de una tierra virgen,
hoy estéril de humos, apagada de sombras,
contaminada por un progreso que no entendieron.
Volar.

Caminos que surcan miradas rebeldes.
Quizá añoran, quizá temen,
sólo siendo capaces de sentir,
sin llorar pena, ignorando fuertes.

Cercanos tumultos, voces lejanas.
Cansadas miradas lamiendo fornidas,
hablando lenguas expedidas en las batallas,
gimiendo mentiras encontradas en el espejo del mar
temblando rebeldía del ser.

Tropas sin capitanes.
Cansadas miradas lamiendo fornidas,
cumpliendo promesas de un ayer reticente,

Las maestras muestran sus retoños
repitiendo titulares, interrogando frentes, adelantando conclusiones.
Sabias sin errores en el café, escuchas huidas en monólogos sin fin.
Al lado, corbatas vencidas marean señales,
vilipendiados de raza cruzan esquivando.
Todo silencio, todo miradas ausentes.

Algunas sílabas susurran los secretos del hogar,
algunas ausencias marcan los sueños derrotados
y la máquina gira y gira, y los hombres con ella,
con engranajes carcelarios
imposibles de vencer, imposibles de asumir,

Una sonrisa despistada atraviesa la estepa pálida de rostros sin cara
con la mirada en el horizonte
reflejando el alcanzado deseo,
intuyendo el aterrizaje feliz.

La máquina no parará
acechará los artefactos de músculo
escupiendo falsas especulaciones.

Y las hormigas giran
transformadas habituales en la cueva del olvido.
Soledades pausadas, cerros sin nubes,
humos victoriosos, progreso mecánico.

VN:R_N [1.9.22_1171]
Rating: 3.3/10 (61 votes cast)
227- Aeropuerto. Por Alas Grises, 3.3 out of 10 based on 61 ratings Enviar a un amigo Enviar a un amigo Imprimir Imprimir

5 Responses to “227- Aeropuerto. Por Alas Grises”

  1. morrisey dice:

    Frío,frío.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 3.5/5 (2 votes cast)
  2. Susto dice:

    Algunas imágenes me parecieron bien logradas. Hay mucho ruido, pero supongo que puede ser parte de tu propuesta estética porque después de todo estamos en un aeropuerto… ¡Suerte en el concurso!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 3.0/5 (3 votes cast)
  3. Libélula dice:

    Creo que está muy logrado. Te apartas un poco de la construcción clásica, pero eñ objetivo lo has conseguido. Ánimo y sigue adelante

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
  4. Antonio Mur dice:

    En general me ha gustado mucho tu poema. Adoptas un tono aparentemente lejano y neutral para describir una realidad mecánica e impersonal, como puede ser la de un aeropuerto. Luego, en realidad, tu descripción de los distintos sucesos y personajes demuestra una profunda sensibilidad y percepción de la naturaleza humana.
    Por otra parte podría poner algún «pero» debido a la utilización quizás excesiva de gerundios o por no llevar un ritmo demasiado cuidado (en algunos versos, en otros lo llevas mejor). En definitiva eso son cuestiones de gustos personales, con lo cual, ni caso. Lo importante es que es un poema que llega.
    .
    Te voto con un siete y te deseo suerte en el concurso. Aprovecho también para invitarte a leer mi poema (el 139) y a dejar allí tu opinión con toda la sinceridad que desees.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 2.0/5 (1 vote cast)
  5. Leonor dice:

    Deseo un vuelo muy alto con estas alas grises. Suerte y te voto con un 4. Puedes leer mi poema, es el nº 30. saludos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 3.0/5 (1 vote cast)

 

 

 

 

 

 

 

Pagelines