Miguel Hernández Homenaje Centenario del Poeta Miguel Hernández -2010
  • abr
    14

    El compromiso social y político de Miguel Hernández. Salvador Ramallos Ros

    Salvador Ramallos RosLa vida y la obra de Miguel Hernández están caracterizadas por su compromiso social y político que de forma gradual, irá aumentando conforme se sucedieron en la década de los años 30 tanto situaciones personales del autor como hechos históricos en España.

    Miguel Hernández nace en una familia humilde que vive del campo y en la que recibe una educación católica. En su orientación literaria jugó un papel muy importante su amigo Ramón Sijé, que junto la citada educación religiosa le llevaron a una tendencia literaria clasista, es decir, a una obra marcada por una ferviente fe religiosa, como vemos en el hecho de que su primera obra de teatro fuera un auto sacramental. En ésta primera época, Miguel Hernández se caracteriza por una actitud conservadora y conformista, expresando que la manera de llegar a Dios es a través del trabajo, y critica las acciones revolucionarias campesinas y obreras.  Esta tendencia queda reflejada en su poesía en las obras “Perito en Lunas”, en “Imagen de tus huellas” y sobre todo en los poemas sueltos que escribe hasta la primera mitad de la década de los 30. Éstos son poemas con temas clásicos tratados de éste modo, como son la naturaleza, la muerte, el amor y el odio, temas que vemos en poemas como “Lagarto, mosca, grillo…” o en “Un carnívoro cuchillo”


    Pero con la llegada de la República, esta tendencia conservadora empieza a cambiar. Miguel Hernández comienza a pensar en el más débil, en el obrero, y busca una mejor calidad de vida del más débil a través de la alfabetización, de la enseñanza. Este es el primer compromiso social de Miguel Hernández, que mantendrá hasta su muerte. Buscará llegar al obrero y culturizarlo a través de una poesía sencilla, de modo que éste lo entienda y piense sobre su vida. Es una poesía dirigida, como el propio Hernández indica,  “para la inmensa mayoría”[1]; será a partir de éste momento cuando comience la poesía social del poeta. Este cambio de mentalidad se verá muy influenciado por la crisis religiosa que sufre en este momento. Esta época de tránsito la veremos reflejada en la obra “El rayo que no cesa”, siendo el mejor ejemplo el poema suelto “Sonreídme”, donde el autor se aparta de las creencias religiosas[2] a las que ha estado sujeto desde su juventud.

    Ya con posterioridad a influencia de Alberti y Neruda, jugará un papel muy importante en la evolución  política de Miguel Hernández, que, impulsado por los hechos que acontecen a la segunda mitad de los años 30, pasará a una actitud en la que busca defender y dignificar al hombre del campo, buscando concienciarlo de sus derechos y alentarle a conseguirlos. En ésta actitud el origen humilde y campesino de Miguel Hernández jugará un papel muy importante, utilizando incluso en su poesía experiencias para denunciar la situación del hombre del campo. Es precisamente en éste momento y sumido en el contexto histórico, cuando comienza el compromiso político de Miguel Hernández.  Compromiso en el que Miguel Hernández no busca poder o un cargo político, sino conseguir la dignidad de los más débiles a través de la denuncia social por medio de la poesía.

    En el momento en el que estalla la Guerra Civil, el poeta se decanta por el bando republicano, que es el que se identifica con los pobres. Miguel Hernández consideraba su poesía como arma para conseguir esa dignificación del más débil, por lo que elaborará una poesía de guerra, es decir, de aliento y propaganda a su causa. Por lo tanto vemos que su mayor compromiso político y social tiene dos detonantes: uno personal,  como es la amistad de otros autores como Neruda o Alberti, y otro  histórico, que es el comienzo de la Guerra Civil. Sus dos obras más significativas en el aspecto social y político pertenecen a ésta época: “Vientos del pueblo” y “El hombre acecha”. La primera se escribe a comienzos de la guerra, y la segunda a finales, por lo que son dos obras con una actitud muy diferente por parte del autor. Es la poesía “impura”, alejada de las vanguardias y asentada en el surrealismo.

    En la primera obra poética, Miguel Hernández toma una actitud luchadora y alentadora, con optimismo en la victoria y alentando a los obreros a luchar contra las personas que les aprisionan y explotan[3]. Miguel Hernández se siente pueblo, y como él, luchará desde las trincheras por sus derechos. Es una poesía comprometida con la búsqueda de la libertad, y que exalta la figura de la patria. Trata de transmitir valentía a los soldados, utilizando lo que él considera su mejor arma: la palabra. Los obreros podrán morir en la guerra, pero morirán con el valor que Miguel Hernández ha buscado desde un principio que consigan: la dignidad[4].
    El poeta pasará a la figura plural, la figura del nosotros, con el fin de arengar a sus compañeros y los incite a luchar por los valores de la solidaridad. Para reflejar este compromiso social y político, Miguel Hernández empleará símbolos del obrero, como es el trabajo, la sangre o el sudor[5], y utilizará otros como el martillo para incitar a la lucha en busca de los valores comentados y, sobre todo, de la libertad del pueblo llano[6]. Utilizará una forma sencilla para llegar a todo el pueblo. Finalmente el poeta luchará por conseguir una España en la que todo el mundo tenga los mismos derechos para las siguientes generaciones y así lo dejará reflejado en ambas obras.

    En la segunda obra citada, el poeta refleja una actitud pesimista y desalentadora, debido al momento en el que la escribe, ya en las últimas fases de la guerra. Lamenta el amor hacia la patria con la inminente derrota en la guerra[7]. En esta obra veremos la frustración del autor, expresando lo más íntimo de él mismo, de su identidad,  marcando el destino de la muerte por las consecuencias de la guerra. Pero Miguel Hernández mantendrá una pequeña esperanza en la victoria a través del amor a su país, intentando negar la derrota total[8].

    Por lo tanto, vemos que el fuerte compromiso social de Miguel Hernández tiene, desde que abandona la motivación religiosa, una faceta cultural hacia el obrero. Mientras tanto, su compromiso político se une con su compromiso social, en la lucha por conseguir la dignidad, la libertad y los derechos de todos los trabajadores de España. Ambos compromisos, como hemos visto, están muy influenciados por los motivos personales del autor y sobre todo por los hechos políticos que caracterizan la época.

    BIBLIOGRAFÍA EMPLEADA PARA LAS CITAS

    -Riquelme, Jesucristo. Miguel Hernández, un poeta para espíritus jóvenes. Editorial Ecir. 1ª edición. Año 2009


    [1] Ramón Jiménez predicaba una poesía “para la inmensa minoría” teniendo ambos autores el mismo objetivo.

    [2] “Vengo muy satisfecho de librarme De la serpiente de las múltiples cúpulas, la serpiente escamada de casullas y cálices (…) Vengo muy dolorido de aquel infierno de incensarios locos, De aquella boba gloria: sonreídme (…) Me libre de los templos: sonreídme”. Poema: Sonreídme

    [3] “Aceituneros altivos, Decidme en el alma: ¿quién Amamantó los olivos? Vuestra sangre, vuestra vida, No la del explotador Que se enriqueció en la herida Generosa del sudor. No la del terrateniente Que os sepultó en la pobreza, Que os pisoteó la frente, que os redujo la cabeza  (…)  Jaén, levántate brava Sobre tus piedras lunares, No vayas a ser esclava Con todos tus olivares. Dentro de la claridad Del aceite y sus aromas, Indican tu libertad La libertad de tus lomas” Poema: Aceituneros  Obra: Vientos del pueblo

    [4] “Si  me muero, que me muera Con la cabeza muy alta. Muerto y veinte veces muerto, La boca contra la grama.(…) Cantando espero a la muerte, Que hay ruiseñores que catan Encima de los fusiles Y en medio de las batallas” Poema: Vientos del pueblo O.c

    [5] “¿quién levantó los olivos? No los levantó la nada, Ni el dinero, ni el señor, Sino la tierra callada, El trabajo y el sudor” Poema: Aceituneros  O.c

    [6] “Es preciso matar para seguir viviendo” Poema: Canción del esposo soldado  O.c

    [7] “Hoy el amor es muerte, Y el hombre acecha al hombre” Poema: Canción primera  Obra: El hombre acecha

    [8]El odio se amortigua Detrás de la ventana. Será la garra suave. Dejadme la esperanza” Poema: Canción última Obra: El hombre acecha

    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 8.8/10 (24 votes cast)
    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: +7 (from 11 votes)
    El compromiso social y político de Miguel Hernández. Salvador Ramallos Ros, 8.8 out of 10 based on 24 ratings
    Comparte
      4 Comments
     

    4 responses to “El compromiso social y político de Miguel Hernández. Salvador Ramallos Ros” RSS icon

    • Miguel hernandez demostro durante toda su vida ser una persona muy influenciable, su visión de la vida cambio de un extremo a otro, en funcion de las compañías que tuvo en cada momento.

      Podemos especular como, de haber vivido, hubiera evolucionado posteriormente, es un enigma que quedará por resolver.

      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: +1 (from 5 votes)

    • he utilizado tu trabajo para hacer un examen, espero que sea fiable

      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 6 votes)

    • Pues te has lucido, porque al estar en internet te pillan fijo :P

      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: -6 (from 6 votes)

    • genial salvita, como os lo currais los del IBO xD me sirve de apuntes

      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: -1 (from 1 vote)


    agosto 2014
    L M X J V S D
    « dic    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031

    Comentarios recientes

    • Fika: genial salvita, como os lo currais los del IBO xD me sirve de apuntes
    • José Mª: Muchas Gracias Eloisa. Por cierto Hijo de la Luz y de la Sombra también me encanta, aunque la primera vez...
    • Eloisa: Hijo de la luz y de la sombra es de mis preferidas. Buen trabajo José :)
    • Chete: Pues te has lucido, porque al estar en internet te pillan fijo :P
    • josema: he utilizado tu trabajo para hacer un examen, espero que sea fiable