mar 18

Damaris  era  una  niña  de  ocho  años  muy  pobre  que  vivía  con  su  mamá,  y  una  hermanita  menor  que  ella. 

 

Todos  los  días  se  levantaba  temprano  y  se  iba  a  las  calles  a  buscar  objetos  que  la  gente  ya  no  ocupa  y  los  tira  en  la  basura. 

 

Los  niños  del  pueblo  se  burlaban  y  reían  de  ella,  decían:  -miren  la  niña  muerta  de  hambre,  junta  basura  para  comprarse  comida  porque  no  tiene  quien  le  dé. 

 

Damaris  sentía  que  su  corazoncito  se  partía  de  dolor  pero  solamente  pensaba   en  ayudar  a  su  hermanita  y  a  su  mamá,  cuando  regresaba  a  su  casa,  abrazaba  a  su  hermanita  y  jugaba  con  ella,  le  contaba  cuentos  que  ella  inventaba  mientras  le  hacia  cariños. 

 

Damaris  soñaba  con  ir  a  la  escuela,  poder  comprar  un  juguete  para  ella  y  su  hermanita,  pero  solamente  eran  pensamientos  porque  la  mayoría  de  las  veces  se  quedaban  sin  comer,  ya  que  su  mamá  estaba  enferma  y  no  podía  trabajar. 

 

Un  día  al  ir  buscando  frente  al  castillo  del  pueblo,  encontró  una  muñeca  que  sonreía  al  tocarle  las  manos,  Damaris  estaba  bien  feliz  abrasando  la  muñeca  que  tanto  había  querido  para  ella  y  su  hermanita,  cuando  los  niños  llegaron,  se  la  quitaron,  la  rompieron  y  golpearon  a  Damaris  hasta  que  se  cansaron. 

 

Damaris  regresó  llorando  a  su  casa,  sin  la  muñeca  que  tanto  había  soñado,  con  su  carita  maltratada  por  los  golpes  que  le  habían  dado  los  niños  del  pueblo,  llena  de  sentimiento  e  impotencia.   

 

Preguntó  su  mamá  preocupada,  -¿qué  te  sucedió  hijita?,  ¿por qué  lloras? 

 

Contestó  Damaris  fingiendo  sonreír,  -es  que  me  caí  y  perdí  todo lo  que  había  juntado  el  día  de  hoy.  

Contestó  su  mamá  abrazándola,  -no  te  preocupes  hijita,  algún  día  Dios  nos  ayudara  y  podremos  vivir  mejor. 

 

La  mamá  de  Damaris   cuando  podía  salía  a  juntar  hierbas,  para  prepararse    y  tratar  su  enfermedad,  esas  veces  la  hermanita  de  Damaris  se  quedaba  solita  en  casa,  por  lo  que  era  necesario  conseguirle  un  juguete,  para  que  no  hiciera  travesuras  ya  que  solo  tenia  cuatro  años  de  edad. 

 

Cuando  Damaris  preguntaba  a  su  mamá,  -¿porqué  estas  enferma  mamita?.

 

Su  mamá  contestaba  suspirando,  -de  tristeza  hijita,  pero  pronto  mejoraré. 

 

Damaris  continuó  juntando  lo  que  se  podía  usar  de  la  basura,  cosas  que  la  gente  ya  no  ocupaba. 

 

Un  día  al  pasar  frente  al  castillo  donde  había  encontrado  la  muñeca,  encontró  un  paquete  lleno  de  juguetes  nuevos,  los  tomó  y  regresó  rápido  a  su  casa  antes  de  que  aparecieran  los  niños,  que  aparte  de  burlones  eran  groseros. 

 

Ese  día  jugaron  contentas  ella  y  su  hermanita  con  juguetes  nuevos,  que  nunca  se  habían  imaginado  tener. 

 

Desde  ese  día,  diario  encontraba  muchos  objetos  nuevos  tirados  frente  al  castillo,  un  día  encontró  tres  vestidos  elegantes  que  les  quedaron  a  la  medida  a  ella,  su  mamá  y  su  hermanita. 

 

Contentas  los  usaron  para  ir  un  día  al   pueblo,  y  los  niños  gritaban  miren  las  muertas  de  hambre,  han  de  haber  robado  esos  vestidos  porque  son  muy  costosos,  y  ellas  no  tienen  ni  para  comer;  la  gente  del  pueblo  las  veía  pensando,  -¿será  cierto  lo  que  dicen  los  niños?. 

 

Cuando  regresaron  a  su  casa,  estaban  tristes  porque  pensaban  que  ya  nadie  confiaba  en  ellas  debido  a  su  pobreza  y  necesidad. 

 

Al  día  siguiente  cuando  Damaris  pasaba  frente  al  castillo,  encontró   un  puñado  de  monedas  de  oro,   admirada  miró  hacia  las  ventanas  del  castillo  y  observó  a  la  reina  que  la  veía  por  una  de  las  ventanas,  Damaris   tomó  las  monedas  y  fue  al  castillo  a  preguntar  por  la  reina. 

 

El  portero  dijo:  -¿cómo  te  atreves  a  molestar  a  la  reina?,  cuando  no  eres  mas  que  una  niña  que  se  dedica  a  recolectar  basura,  retírate  inmediatamente  de  la  puerta  del  castillo  y  no  vuelvas  por  aquí. 

 

Sin  darse  cuenta  el  portero  que  la  reina  estaba  tras  el,  solo  escuchó  la  voz  de  la  realeza,  -deja  entrar  a  esta  niña  y  no  vuelvas  a  insultarle  porque  serás  despido.  

 

Damaris  preocupada  y  nerviosa,  paso  tras  la  reina  hasta  el  interior  del  castillo,  el  cual  estaba  lleno  de  riquezas  y  alimento.

 

Preguntó  la  reina  sonriente,  -¿qué  se  te  ofrece  dulce  criatura?. 

 

Contestó  Damaris,  -su  majestad  he  encontrado  estas  monedas  de  oro  frente  al  castillo,  además  de  juguetes  y  ropa  que  no  traigo  conmigo  en  este  momento,  pero  quiero  que  sepa  que  yo  nunca  he  querido  robar  y  si  son  de  usted,  con  gusto  regresaré  todos  los  objetos. 

 

La  reina  se  rió  feliz  y  contestó,  -yo  misma  he  mandado  que  dejaran  para  ti,  todos  los  objetos  que  encontraste,  dime  ¿te  hicieron  feliz?. 

 

Damaris  llorando  dijo:  -sí  su  majestad  y  es  que  mi  felicidad  fue  compartirlos  con  mi  hermanita  porque  la  quiero  mucho,  además  mi  mamá  esta  enferma  y  no  puede  comprarnos  nada  porque  no  puede  trabajar.   

 

La  reina  la  abrazó  y  le  dijo:  -pues  eso  fue  en  el  pasado,  porque  la  vida  de  ustedes  tres  cambiará  y  vivirán  mejor. 

 

Damaris  admirada  sin  entender  preguntó,  -¿cómo  es  eso  su  majestad?. 

 

Contestó  la  reina,  -yo  soy  tu  abuelita,  tu  papá  es  mi  hijo  y  yo  le  prohibí   que  se  casará  con  tu  mamá  porque  ella  es  pobre,  creía  que  la  felicidad  estaba  en  nuestro  circulo  social,  pero  el  también  enfermó   desde  la  ultima  vez  que  se  vieron  con  tu  mamá. 

 

La  reina  preguntó  triste  a  Damaris,  -¿serias  capaz  de  perdonarme,  después  de  lo  que  han  sufrido  por  mi  culpa,  de  negarles  un  padre?. 

 

Damaris  contestó  sonriendo,  -abuelita  lo  que  menos  tengo  es  orgullo,  además  estoy  feliz  de  conocer  a  mi  familia  pero  dime  abuelita,  ¿dónde  esta  mi  papá?. 

 

Cuando  la  reina  la  llevó  a  ver  a  su  papá,  Damaris  lo  abrazó  y  no  hacia  mas  que  llorar  de  felicidad  porque  ella  tenia  un  papá  como  todos  los  niños. 

 

El  príncipe  recobró  la  salud  cuando  supo  que  Damaris  era  su  hija  mayor,  le  preguntó  ¿hijita  donde  está  tu  mamá,  como  están  ella  y  tu  hermanita?,  mientras  la  abrazaba  lleno  de  felicidad. 

 

Damaris  contestó,  -también  esta  enferma,  dice  que  es  de  tristeza  y  suspira  mucho,  pero  asegura  que  pronto  le  pasara.

 

La  reina  sonriendo  dijo:  -estos  dos  no  se  compondrán,  hasta  que  estén  juntos.

 

Esa  tarde  la  reina  mandó  traer  a  la  mamá  de  Damaris  y  a  su  hermanita;  al  día  siguiente  se  celebró  la  boda  del  príncipe  con  la  mamá  de  Damaris,  y  los  niños  del  pueblo  estaban  bien  espantados,   creían  que  iban  a  ser  castigados  por  haber  maltratado  a  la  hija  del  príncipe. 

 

En  la  boda  Damaris  preguntó  a  su  mamá,  -¿mamita  porque  nunca  me  dijiste  que  eras  princesa?

 

Contestó  su  mamá,  -porque  antes  tenia  que  luchar  contra  el  dragón  para  poder  ser  princesa,  mi  dragón  era  la  pobreza  la  cual  tenia  que  vencer  con  humildad  y  paciencia. 

 

Preguntó  Damaris,  -¿entonces  todas  las  mujeres  son  princesas  y  los  hombres  reyes?.

 

-Sí,  contestó  su  mamá,  -pero  antes  tienen  que  vencer  a  su  dragón,  de  lo  contrario  nunca  recibirán  su  trono. 

 

Al  otro  día  los  niños  se  encontraban  pescando  en  el  rió,  cuando  vieron  que  Damaris  se  acercaba  hacia  ellos,  dijo  uno  de  ellos,  -ahora  si  viene  derecho  a  sentenciarnos. 

 

Cuando  Damaris  llegó  a  donde  estaban,  todos  casi  llorando  del  temor  al  castigo,  preguntaron  temblando  y  con  un  nudo  en  la  garganta,  -¿seremos  castigados  por  haberte  tratado  mal?,  nosotros  no  sabíamos  quien  eras,  perdónanos.    

 

Contesto  Damaris,  -ustedes  solos  se  castigaron  en  su  mente,  porque  yo  nunca  conté  a  nadie  nada  de  lo  que  me  hicieron,  pero  su  conciencia  los  castigó  y  eso  les  hará  pensar  antes  de  portarse  mal  otra  vez. 

 

Agregó,  -su  dragón  es  el  orgullo,  para  poder  ser  felices  y  recibir  su  corona,  tienen  que  cambiar  su  comportamiento,  ser  humildes,  ayudar  a  los  demás,  respetar  a  sus  papás  y  hermanos  mayores,  estudiar  y  siempre  portarse  bien  donde  quiera  que  se  encuentren. 

 

Se  vieron  entre  ellos  y  sintieron  vergüenza,  ellos  que  iban  a  la  escuela,  que  se  creían  ricos,  con  mas  inteligencia  que  una  simple  niña  que  buscaba  objetos  en  la  basura,  no  eran  mas  que  personas  orgullosas  que  se  portaban  mal. 

 

Desde  ese  día  todos  los  niños  comenzaron  a  trabajar  en  su  comportamiento,  fueron  obedientes  a  sus  papas,  no  le  pegaron   ni  se  burlaron   de  ningún  otro niño,  para  vencer  al  dragón  que  era  el  orgullo.  

 

Ahora  Damaris  vive  feliz  con  su  familia,  aunque  es  hija  de  la  princesa   no  es  presumida  ni  orgullosa.

VN:R_N [1.9.22_1171]
Rating: 5.9/10 (12 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
57- Damaris. Por Pacobundy, 5.9 out of 10 based on 12 ratings
Enviar a un amigo Enviar a un amigo Imprimir Imprimir

16 Comentarios a “57- Damaris. Por Pacobundy”

  1. Antístenes Dice:

    Un verdadero cuento infantil, apropiado para chiquillos de dos a cinco años. La construcción de las frases es perfecta y el léxico el que un niño de esa edad puede comprender. La historia atrayente.
    Espero que el jurado lo valore considerando el sector lector al que va dirigido.
    Suerte y un saludo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 4.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Antístenes Dice:

    Perdón, quise decir que “la construcción de las frases es imperfecta”. No utiliza correctamente los signos ortográficos, y es algo, a mi modo de ver, que no se debe enseñar ni aquí…Ni a los niños, por supuesto.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  3. rafa Dice:

    Y colorín colorado, este cuento se ha acabado (¡menos mal!)

    En fin, las buenas intenciones solas no bastan. Hace falta algo más, y desde luego este relato es más pobre que la propia protagonista.

    Te aconsejo leer más y pulir algunos aspectos que ya se han mencionado en el comentario anterior.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  4. Antístenes Dice:

    No coincido con la opinión de “Rafa”. El cuento es bueno, y la historia muy apropiada para el público al que, no dudo, está dirigido. Los errores gramáticos y sintácticos es otro asunto. Eso se puede solucionar con un poco de constancia e interés por aprender algo de gramática básica.
    Por supuesto, yo, sin solucionar esos problemas, no le daría una opción a premio, pero no por el argumento y el desarrollo de la historia, que está bien construida para los niños, público para el que, por otra parte, es dificilísimo escribir.
    Reitero mi anterior comentario, confío que el jurado valore el sector al que va dirigido su relato. Un saludo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  5. juan carlo perez Dice:

    es un bonito cuento, hace reflecionar y es lo que los niños necesitan porque los cuentos de ahora son muy violentos o hablan de brujeria.

    para mi es un buen cuento y lo baje para leerlo a mis alumnos.

    gracias

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  6. Barthelme Dice:

    “… los cuentos ahora son muy violentos o hablan de brujería.”

    ¡Qué bueno, Dios!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  7. DOMINGUESZ Dice:

    Este cuento esta bueno, usa palabras simples, transmite mensaje y es apropiado para hacer reflexionar.
    Hojala continuen escribiendo cuentos como este.

    Gracias.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 4.5/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  8. DOMINGUESZ Dice:

    Como puedo conseguir el contacto de este escritor?

    Me gustaria saver si tiene otros cuentos?

    Gracias.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 4.5/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  9. Barthelme Dice:

    Hojala, saver…

    ¡Dios santo!
    O esto es una burda broma o el personaje DOMINGUESZ debería ir al parvulario.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  10. Claudia Dice:

    Es un buen cuento, no se porque hay comentarios que lo critican, a mi en lo personal me parece bueno, tiene mensaje de acuerdo a nuestra situcion y es bueno para crear humildad en los niños rebeldes de este tiempo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  11. liliana Dice:

    Esta buenisimo este cuento, transmite mensaje y humildad.

    Este tipo de cuentos son los deberian de escribirse.

    saludos!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 4.7/5 (3 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  12. lidia Dice:

    este cuento fue leido en la escuela de mi hijo y le gusto mucho a todos los niños, es un buen cuento, gracias por publicar este tipo de lectura.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 4.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  13. Encadenados Dice:

    Pacobundy, te aconsejo inscribas este cuento en uno de los muchos certámenes que sobre literatura infantil se llevan a cabo. felicidades, una nueva revisión te ayudará a corregir lo que, a juicio de otros, tenga tu cuento

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 3.5/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  14. HÓSKAR WILD Dice:

    La inocencia se pierde cuando se deja de creer en la magia, en los Reyes Magos, en Peter Pan, en los bosques encantados, en las casitas de chocolate, en las hadas y en los duendes. Permitidme que me quede en el lado amable. Mucha suerte.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 4.0/5 (3 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  15. claudia Dice:

    este cuento es buenisimo, tiene inocencia, sentimientos y un buen desemvolvimiento, quisiera tener el contacto de la persona que escribio este cuento.
    saludos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  16. maria duval Dice:

    este es el mejor cuento que he leido en años, especial para niños, sin violencia, inocente y con mensaje.
    Felicidades paco.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment.