3 ligeros Epigramas. Por María Monjas Carro