Un mejor cielo. Por José Luis Enciso