Como las gotas de lluvia caen en el mar. Por María del Mar Hermoso