Amor y libertad. Por Almudena Aibar Hidalgo