A la foto de una mujer oliendo una rosa amarilla. Por Marcelo Galliano