Fortepiano. Por Mar Solana