La Señora de la Perrita. Por Manuel de Mágina