1 0 Archivo palabra clave: Texto
post icon

17- El poeta se detiene en el camino. Por Verus Fatiga

             -¿Porqué huyes anciano?

              -No huyo tal como tu te imaginas joven…-respondió el hombre que se había sentado en una roca al lado del camino.

             -Si que huyes, te he visto mirar hacia atrás con miedo. (más…)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.9/10 (16 votes cast)
post icon

16- La hora plena. Por Leonardo

Me acaban de dar pasaporte
Permiso sellado, en sesiones.
Dolor en radiaciones
para seguir viviendo. (más…)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.5/10 (20 votes cast)
post icon

15-Nómada del camino. Por Miranda

En polvorientas dunas
fue caminante de arena,
su hogar; ardiente desierto.
Arrebató verdades
y sueños de vida
a estériles horizontes. (más…)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.6/10 (19 votes cast)
post icon

14- Paraíso para todos. Por Mateo

Hombre sabio, hombre bueno, maestro vivificador,
Murcia te abrió los ojos y Damasco te los cerró.
En todas tus experiencias se halla la huella de Dios
porque dices con paciencia, firmeza y sinceridad
que todas nuestras creencias sirven a la humanidad.

(más…)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.3/10 (18 votes cast)
post icon

13- Preguntas. Por Hernán

Me gusta oír hablar de Al-Ándalus. De aquellos tiempos en que pateabas Sevilla, Lora del Río y Carmona, de biblioteca en biblioteca, y hablabas con unos y con otros compartiendo conocimiento. Me encataría, a tu vera, seguir esos pasos para vivir aquella armonía y aprender lo que aprendiste. (más…)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.1/10 (19 votes cast)
post icon

11- Palabras de Dios a Ibn Arabi anciano. Por ¿Quién soy?

Hijo: me has visto en todos las parcelas,
no has cantado más dicha que la mía,
en Los engarces de Sabiduría (*)
me nombras, me promueves, me revelas. (más…)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.3/10 (18 votes cast)
post icon

8- Mi verso Apócrifo. Por Antianónimo

Siento ya el cansancio de la piel.
Un rumor de adelfas se afana entre mis huesos
hilándome el tobillo con el aire,
con ese rastro de vida que me queda
para aprender a llamar a la muerte por su nombre.

Damasco es una madrugada tibia entre mis pies,
un ajetreo rojizo que gime como loco
las palabras serenas de la filosofía,
el silencio de un dios que nos absorbe
en la infinidad serena del abrazo
y va creciendo despacio entre la arena
como nace una flor; una palabra; o un recuerdo.

Yo también fui feliz en las tierras lejanas de mi infancia,
un azahar fugaz en que aprendí
que el mundo se mueve por impulsos de tiempo
y Dios descansa en la quietud entre dos golpes
como en mis versos gravita la supervivencia,
o la fe que hoy me adhiere la muerte entre los huesos.

También amo la imperfección humana del amor,
los enigmas furiosos del abrazo
que reducen los cuerpos a ceniza,
los velos de Laila y de Zainab,
la belleza inflexible de esta tierra que habito
y el labio sin carne que me besó la infancia.
El labio puro. El amor puro
que no precisa pretextos donde extenderse,
que no se adhiere a mí porque es yo mismo y me justifica…

Esta tarde tan angosta y larga
las cúspides del cielo de Damasco
se apoyan en los hombros de mi poesía
haciéndola pequeña y penetrante, como un bocado de maní,
como el recuerdo, como el silencio de un Dios
que me dirá los nombres de mi muerte.

IBN ARABÍ

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.8/10 (25 votes cast)
post icon

4- Cazadores. La playera

Levantas el dia tempranero
gustoso de ir acompañado
por gentes que persiguen
lo mismo que tú ansías y anhelas
corazón valiente y aventurero (más…)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.2/10 (20 votes cast)
post icon

3- El encuentro. Por Jacobinos

El aḏān, la llamada a la oración convocando a los fieles al salat, devolvió al filósofo a la realidad. Había estado tan ensimismado en sus pensamientos que a punto estuvo de olvidar sus obligaciones, tales eran los nervios de Abú al-Walid Ibn Rushd, más conocido como Averroes, ante el inminente encuentro con el hijo de Platón.

El cordobés había oído hablar mucho de aquel muchacho imberbe que tan precozmente había obtenido la Iluminación, lo que avivó el fuego en su interior al poder compartir sus preguntas sin respuesta ante alguien que no miraba con la mente y el raciocinio sino con un espíritu abierto a las revelaciones de Alá. (más…)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (22 votes cast)
post icon

2- Damasco 1241. Por Pablo Guillamón

              Cuando mi mano se mueve con la lentitud del ave que vuela sobre su presa esperando que se detenga, escribo en este papiro los recuerdos de aquel niño que jugaba entre naranjos. Fue una hermosa mañana de primavera en Murcia, cuando Sara me llevó a su huerto para enseñarme aquel nido con cuatro pequeños y hermosos huevos. Recuerdo que tenía seis años. Sara diez. Me dijo que de cada uno saldría un jilguero. Fue la primera vez que la creación me sorprendió. ¿Qué poder tan maravilloso podía hacer eso?, le pregunté. Sara me dijo que ese tremendo poder era el amor.   (más…)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.2/10 (26 votes cast)