II Certamen de narrativa breve - Canal #Literatura
Concurso Caravaca
Diseño JoseMiguel.net

relatos


Ver por orden de llegada
1. Aroma a Boj

 

El bullicio y el alboroto eran el aire que se respiraba día a día, el olor a boj, a tierra seca, a arizónica, el tintineo de la fuente, el sonido del deslizar del agua por las acequias se entreveraban con las vivencias y el discurrir cotidiano.

Las mañanas estaban llenas de cariño, de olores, de actividad y de fantasía, se despuntaban metódicas y al tiempo todas diferentes. Al levantarnos, la luz nos despertaba de modo paulatino y sosegado. Después, del necesario aseo desayunábamos, llegaba un penetrante y entrañable olor a tostadas que abría el apetito, si bien es verdad que también teníamos que beber la leche, alimento que me repugnaba, y me sigue repugnando. (más…)


2. Circunstancias

 

No se como pudo pasar, nunca fui violento; rudo y varonil, de acuerdo pero iracundo…, y sin embargo las circunstancias…, siempre las circunstancias. Me repugna la sangre, su olor, es viscosa y molesta a la vista y sin embargo me tuvo que suceder a mi haciéndome incluso perder mi asquerosa vida.
Sally no era mas que una putilla de tres al cuarto como correspondía a su trabajo de pajillera de tapia de cementerio que nunca consiguió en su corta vida quitarse esa obsesión enfermiza por pajear a la gente en lugar de abrirse de patas como dios manda a cualquier mujer que se precie de ser una puta decente. (más…)


3. NOCHE

 

‘La noche es joven’ era una frase tan típica y Antonio no paraba de repetírsela cada vez que ella le pedía que se fueran. Y ya hacía horas que ella había empezado a insistir.
No era que no se lo pasase bien o no le gustasen los amigos de Antonio, simplemente tenía una sensación extraña en el cuerpo, una sensación que le decía que tenían que irse de allí.
No es que ella creyese en premoniciones, ni tan solo era católica, pero simplemente no le gustaba esa sensación y sabía que tan pronto como estuviese en casa, tumbada en la cama, se le pasaría. (más…)


4. Un beso no se pide, se roba

 

Cierra los ojos, – me dijiste. Dame la mano y cierra los ojos. Yo así lo hice. No lo dudé un solo instante. Rodeando mi mano fuerte entre la tuya, “volamos” hasta la terraza del apartamento de la costa. Ese balcón sobre el acantilado, el sonido de las olas, el viento rozando nuestros rostros… Un momento demasiado perfecto para ser real. ¿Lo sería? ¿O sería sólo un sueño? (más…)


5.EL INGENIERO

Cuentan las malas lenguas que, allá por la década de los sesenta del siglo pasado, viajaba un ingeniero de montes, escoltado por dos guardas forestales, por las altas y agrestes cumbres de la Sierra de Segura y, al pasar por una pequeña aldea de cuyo nombre me jode acordarme, ordenó detener el todo terreno para examinar con más detenimiento un bulto sospechoso, semioculto tras unos matorrales, que el ávido y voraz ingeniero había divisado desde la lejanía. (más…)


6.Creación

Cierra los ojos evocando la imagen final de la obra ya plasmada sobre su particular lienzo. Imagina las texturas, las curvas, la densidad y el color de la obra. Todo cobra vida en su mente, incluso antes de que su cerebro le diga a su cuerpo como mover los músculos precisos para lograr modelar a conveniencia la dúctil materia en bruto. (más…)


7. Mente Universal

Y una vez más, prosigo mi camino rompiendo con las barreras impuestas por la sociedad cobarde y ambigua que se deja quebrantar. Ciudad sin ley es mi mente, donde todo tiene cabida en un espacio de disco duro ∞ + 13 + 7 que jamás se aleja de mi cuerpo, pero que juega con una realidad que modifica y reconvierte. Nunca duerme y disfruta de sus luces y sombras para pintar el mayor mágico cuadro que embriaga y obnubila los cinco, seis, siete y ocho sentidos que conozco más los que se ocultan en el tiempo. (más…)


8. Un viaje sin retorno

 

Si miro a mí alrededor puedo ver como la muerte acecha desde cada rincón, como mira desde su escondite, atenta para así, al mínimo descuido abalanzarse sobre su víctima. Puedo oír como se ríe, puedo escuchar sus frías carcajadas que poco a poco inundan la estancia petrificando el aire, evaporando ajenas esperanzas.
Todo aquí parece más sombrío, con estas luces pálidas y esta sensación de tristeza permanente. El silencio llega a ser inquietante, abrumador. (más…)


9. Metáfisica del sueño.

El sueño es el fruto de una vida cristalizado en un instante de sentido. Un sueño contiene todas sus interpretaciones, pero sólo una de ellas incluye a las otras: Todos los sueños son evidentes en el fondo.

Los sueños, además, son los únicos actos que no dependen de nuestra voluntad (ya que entender, a diferencia de cualquier pasión corporal, es un acto distinto, y ningún sueño es ininteligible). Por eso fueron considerados divinos e inspirados por un principio superior. No sólo resumen, pues, nuestro pasado, dándole una estructura coherente, sino que también compendian nuestro futuro en forma de enigma. (más…)


10. Ari, Mi amor de espinas

 

Qué curiosa estampa contemplo. Atardece frente a mí, a orillas del Adriático y al tiempo estoy tumbada en el hojaldre de sábanas de raso y tafetanes pomposos que componen mi lecho en París. Mi cuerpo suspende sobre el colchón, pálido como una Victoria de Samotracia. Sin pulso en mis venas, lívida, muerta. Acabo de abandonar un tráfago de soledades y melancolía por tu culpa, Ari. Qué grandísimo hijo de puta y qué amante abrasador. Hoy mi corazón ha dejado de latir pero hacía ya años que fingía una existencia hueca. Tuviste que pedirme aquello. (más…)


11. Sucesos y fracasos

Aquella gélida mañana me encontraba vagando por las calles sin un rumbo fijo. Podría ser una mañana como cualquier otra, pero no lo era. Era el primer día después de mi fulminante despido. Veinte años vendiendo seguros en la misma empresa, soportando los caprichos de clientes adinerados y estúpidos, soportando el carácter horripilante de mi jefe, vamos, ni los numantinos ante Escipión. ¿Y todo para qué?. ¡Le voy a meter un puro que se va a cagar! Brr, mejor no pensar en ello. “Señor Villanueva, hemos encontrado a un joven capaz y dinámico que ocupará su puesto a partir de mañana. Gracias por los servicios prestados durante todo este tiempo”. Y me lo suelta el tío tan tranquilo, como el que le explica a un amigo el partido del domingo. ¡Que no, que no pienses en ello! (más…)


12. El día que el gallo cacareó

El origen de esta historia se remonta a un día muy caluroso, en la ciudad de El Cairo. Había acudido allí en un viaje de estudios, ya que siempre he sido muy aficionado a las culturas egipcia y mesopotámica. El mismo día en que volvía a España me pasé por una tienda de recuerdos situada frente al hotel. Buscaba un regalo de última hora para una tía mía, gracias a cuya generosidad pude emprender dicho viaje. (más…)


13. El entomólogo del alma.

EL ENTOMÓLOGO DEL ALMA (*)

Nadie se acostumbra al sufrimiento. Alguien como yo debería experimentarlo como algo cotidiano, pero no es así. De mi propia vivencia deduzco que ningún ser humano es capaz de abstraerse del lacerante dolor que supone una conciencia atribulada. (más…)


14. Quiromancia

“El destino baraja, y nosotros jugamos”.
Arthur Schopenhauer

Algunos disparos se escucharon lejanos, más allá de la alameda, y las esposas de varios coroneles del III Reich se asustaron y dieron un saltito en sus asientos. (más…)


15. Anticipo de sombras

Desde niña, he arrastrado una nostalgia inevitable ante el fin de febrero, cuando el  verano comienza a ocultarse en los primeros ocres tiernos de las hojas y en los naranjos serondos de las siestas más suaves. (más…)


Leer Completo | Imprimir | Enviar a un amigo