II Certamen de narrativa breve - Canal #Literatura
Concurso Caravaca
Diseño JoseMiguel.net

Bases del concurso, premios y jurado

4/3/2005

122. Sábados de Ida y Vuelta
por Assahafi

Entró al supermercado, como otros sábados, ya avanzada la tarde, y respiró con placer el fresco aire climatizado que la envolvió desde su ingreso al gigantesco edificio.


Leer Completo | Imprimir | Enviar a un amigo

2/3/2005

106. Mi vida sin Angela
por Amado Beltrán

Habían pasado tan solo un par de horas desde que diera comienzo la frenética actividad diaria con su consecuente atropello


Leer Completo | Imprimir | Enviar a un amigo

1/3/2005

105. Libros vivos
por Alejandra Pauli

Y el verbo se hizo carne
y vivió entre nosotros
Juan 1:14


Leer Completo | Imprimir | Enviar a un amigo
98. Molinos en el viento
por EXCALIBUR

El caballero sufría el agobio del sol de julio que, avanzada la mañana, se aproximaba al cenit. Cabalgaba en silencio por la árida meseta, sumido en pensamientos vagarosos.


Leer Completo | Imprimir | Enviar a un amigo

28/2/2005

79. Murcia, 2 de mayo
por Queronea

¡No vayas a esa entrega de premios, Carmen! ¡No vayas! Te lo ruego.

Como era habitual, Raúl Valle se disponía a consultar las ediciones digitales de los diarios como preámbulo de su actividad diaria.


Leer Completo | Imprimir | Enviar a un amigo

25/2/2005

73. Paso de cebra
por Manuel Mira La Luna

-Ya sabes. Tres noches seguidas como máximo. Una cama limpia, dos comidas calientes. No se puede más.


Leer Completo | Imprimir | Enviar a un amigo

23/2/2005

58. Domingo por la tarde
por Marcapasos

Domingo por la tarde. Ella sentada en su sillón favorito, un gran sillón orejero que permanece paciente


Leer Completo | Imprimir | Enviar a un amigo

21/2/2005

50.Quebranto
por Amaturi

“Qué difícil y qué confuso es esto del vivir. Qué batalla más áspera, más dispersa y más absurda”. El hombre triste filosofa mientras pasea al perro, el sábado, a primera hora de la mañana.


Leer Completo | Imprimir | Enviar a un amigo

18/2/2005

44. Dos lágrimas
por Oriol Miquel

No estaba satisfecho. Eran muchas las horas que estaba dedicando a ensayar aquel nocturno. Conocía la partitura perfectamente, podría decirse que técnicamente dominaba la obra.


Leer Completo | Imprimir | Enviar a un amigo

15/2/2005

31. El baile de Irene
por Mardam-Bey

No le quedan hijos vivos y, de tanto llorar, sus ojos son de perra callejera, miran por descuido, se estrellan por insomnio permanente…


Leer Completo | Imprimir | Enviar a un amigo