El secreto del éxito 

por Haddass

Es sabido que el éxito de una empresa, de un propósito o empeño, es siempre fruto del esfuerzo mantenido en el tiempo. Dice el refrán sabiamente  que: “Lo bien hecho bien parece”.  

No obstante, en este mundo de cambios constantes y vertiginosos a veces perdemos la perspectiva de lo realmente importante.  Nos dejamos subyugar por los grandes adelantos y las novísimas tecnologías que inundan el espacio y perdemos de vista la base de toda actividad humana que son las personas, sus ilusiones y motivaciones, el poderoso resorte que es la voluntad de hacer, el esfuerzo y la pasión  por un objetivo, la amistad y el grupo que, reunido entorno al proyecto, lo impulsa y lo mantiene.

 

En la última entrega de premios del año 2007, este debate surgió espontáneamente en las conversaciones. ¿Cuál es el secreto del éxito del Canal Literatura?

Canal Literatura nace desde las entrañas de Internet, del canal literatura de IRC-Hispano donde siempre se han reunido escritores noveles, en tiempo real, para compartir sus escritos y experiencias. Allí se expresaba reiteradamente el deseo de ser leídos y la imposibilidad de acceso a las editoriales, hasta entonces el único camino,(hablamos del año 1999) y la frustración que generaba esta situación en todos ellos.

Primero fue una pequeña página y un foro donde escribir, leer y comentar. Mas tarde la iniciativa de un pequeño certamen en el que poder competir, mostrando a todos los relatos participantes. Esta pequeña novedad en este tipo de certámenes,  introdujo un gran interés en los participantes, pero además, por razones aleatorias que se confabularon a nuestro favor, consiguió una difusión extraordinaria.

 A partir de ahí, poco a poco se han ido sumando muchas voluntades de forma anónima o expresa, ayudas en especie y en metálico, pero sobre todo un voluntariado importantísimo que desde sus ordenadores y usando las últimas tecnologías, aportan su capacidad personal de hacer y gestionar desde cualquier parte del planeta. Así se pudo concretar el Premio Especial Estambul y otras muchas iniciativas que van surgiendo. Otro ejemplo  de colaboración  voluntaria es Radio41ypico, su directora Lules y sus Djs.

  Como digo, nacemos de las entrañas de Internet, y en  este mundo virtual hay muchísimas cosas buenas, pero hemos tenido que luchar con la reticencia y el acoso de algunos sectores que se negaban a admitir una iniciativa cultural en un medio dominado por caciques, por poderosas  mafias anónimas que lo reservaban para otras actividades. Hemos tenido que aprender comandos para operar en red con seguridad, a proteger nuestros ordenadores, a distinguir en quien  podemos confiar, a defendernos en suma en un medio terriblemente complejo de todo tipo de ataques de otras personas que, jugando con el anonimato y sin escrúpulos, han querido desprestigiarnos y poner piedras en el camino.

 Hemos luchado  y luchamos por unir la vida virtual con la realidad de la cultura tangible, empeño bien difícil en un sistema cultural encorsetado que no  termina de comprender que Internet es el aula cultural con más capacidad de convocatoria que existe, a la que se puede asistir en directo o en diferido, participar e interactuar con libertad y desde cualquier lugar del mundo las 24 horas del día.

También nos hemos conocido y disfrutado de esta amistad forjada entre ordenadores y de este proyecto cara a cara cada año, en la entrega de premios, donde se crean nuevas amistades en torno a los textos.

 Aún queda mucho camino por recorrer y por pelear, pero, al día de hoy, podemos  mostrar los resultados de seis años de éxitos y por tanto una gran satisfacción.

 

 La respuesta finalmente  nos la dio José Belmonte Serrano (el primer presidente del jurado en el I Certamen del  año 2004) con un símil deportivo que viene a expresar exactamente eso, el secreto del éxito son las personas y su coraje. Y en eso se basa el éxito del Canal Literatura: En todos los que día a día dejáis vuestra huella, tras las  pantallas, con la determinación de hacer algo diferente usando las tres “Bs”.

 

Gracias a todos.

Luisa Núñez

 

 

 

                                © Asociación Canal Literatura 2008-2010