La ventana indiscreta. Por Felisa Moreno Ortega


Me gusta espiarla por la ventana, ver como se desnuda, como se va desprendiendo de la ropa, suave, en lenta cadencia. Como si estuviera despojándose de una segunda piel y temiera lastimarse. Poco a poco van cayendo las prendas, hasta dejar su silueta al descubierto, tras unos visillos indecorosos que no logran ocultar la rotundez de sus curvas.

Frente a ella, adivino un espejo, donde se recrea con la mirada, echa el pelo hacia atrás, en un gesto estudiado de seductora y dedica unos minutos a contemplarse. Después recoge la ropa caída a sus pies y la deja sobre una silla. Por último, se pone un camisón ligero y se dirige al salón.

Enfoco mis prismáticos hacia la otra habitación. De perfil, un hombre reposa sobre el sofá, en su mano aprieta una lata de cerveza, con la otra domina el mando. Ella ha entrado con su cuerpo de diosa, pero él ni siquiera le dedica una mirada. La cabeza quieta, los ojos fijos en la pantalla.

Me desespero mientras pienso lo afortunado que es,… y lo estúpido. Bajo las persianas de golpe, no quiero ver más. Voy a la nevera, cojo una cerveza y me siento frente al televisor con el mando en la mano. A veces vuelvo la cabeza por si la veo entrar, pero no, María se ha marchado para siempre. Lo único que me queda de ella es su silueta, apenas entrevista con los anteojos. Aún así me siento feliz por poder contemplarla, no importa el carísimo alquiler que tengo que pagar por vivir enfrente de ella, de María, de mi ex esposa.

Felisa Moreno Ortega

BLOG de Felisa Moreno

VN:F [1.9.16_1159]
Rating: 7.0/10 (1 vote cast)
La ventana indiscreta. Por Felisa Moreno Ortega, 7.0 out of 10 based on 1 rating
Comparte con tus amigos.
    Marcar el enlace permanente.

    Comentarios cerrados.