El mal de Portnoy. Por Maite Diloy (Brisne)

“Pero el caso es que eres judío, dice mi hermana. Eres un chico judío, más de lo que tu te crees, y lo que estás consiguiendo es hacerte un desgraciado, lo único que consigues es desgañitarte gritando contra el viento…”     Alexander Portnoy es un judío, mal que le pese. Es un judío que sufre, que recuerda, que le habla a un psicoanalista de sus pesares, de sus obsesiones, sexuales la mayoría, del agobio materno, del agobio paterno, de sus ganas de crecer y el impedimento que le suponen la presión de sus padres en su crecimiento personal. Y la historia de sus obsesiones sexuales, de su parcela íntima que nada tiene que ver con como se comporta en público. La dualidad. Todos tenemos algo íntimo que contamos al psicoanalista, bueno al menos lo contarán los que van. Y es en esa dualidad dónde nos encontramos con una crítica … Seguir leyendo

Sobre el engaño al lector (Segunda parte). Por Mar Solana

“Escribir un libro ha de ser como cerner el trigo”. Doménico Cieri Estrada (1954) Escritor mexicano. Mercedes Alfaya, escritora, trabajadora incansable de la cultura y autora de “El mundo de Aroa” nos explica: «Le llamo ‘mal-jugar’ con el lector a llevarlo por un camino con los ojos cerrados para luego sacar el conejo de la chistera y esperar el aplauso (algo tan fácil como poco elegante). La magia hay que ponerla sobre la mesa y currarnos el truco; que el espectador piense que no es real, pero que le guste y le sorprenda lo que ve (o lo que no ve). Con respecto a ‘engañar’ al lector, hay una frase que me gusta mucho y que podría resumirlo muy bien: “Si eres burro teñido cuando llueva estás perdido”. Por fortuna, antes o después, siempre llueve en las historias del mentiroso, del engreído, del que mira al lector por encima del … Seguir leyendo

Sobre el engaño al lector (Primera parte). Por Mar Solana

“La literatura es magia, es aparecer entre la gente sin estar físicamente, es entrar en las almas sin tener que tocar la puerta”. Doménico Cieri Estrada. Salvo aquellos que deben ser fieles a los hechos, cronistas históricos, sociales o periodistas; los escritores de cuentos, relatos y novelas “engañamos” al lector, sí… Pero, ¿qué significa esto?, ¿somos (nos creemos) una especie de magos de las palabras? El escritor, en general, crea mundos ficticios, personas imaginarias y se inventa lo que escribe, pero si esas mentiras están bien argüidas, el lector transigirá, le gustará entrar en ese universo de fantasía que desplegamos para él. Ramón Alcaraz, escritor, editor y experimentado profesor de diversos talleres de escritura, afirma: «El concepto ‘engaño’ es aquí relativo, ya que en realidad el lector admite la ‘trampa’, que el relato lo lleve por donde no había imaginado, para ser sorprendido al final; pero hay que hacerlo bien. … Seguir leyendo

Besos de una lejana mujer hermosa. Por Por Marcelo Galliano

Cómo si todo fuera tan fácil. Como si fuese tan simple acercarse a una de esas oficinas de Western Unión que tienen el cartelito amarillo y negro y saludar a la empleada con “ buenos días, tengo algo por cobrar” y “espere un minuto y llene este formulario”. Y yo con “señorita usted no entiende, lo mío es otro tema” y una vieja que hace cola atrás que me empieza a mirar con cara de este tipo no sabeque hay otra gente en el mundo, y, mientras, la empleada, ya medio harta del trabajo, que cambia el tono para su “no me dijo que tenía que algo por cobrar” Y ahí es cuando yo me avergüenzo, sí, yo que nunca me sonrojo por nada, me avergüenzo, porque tengo que decirle que la cuestión no son euros ni dólares y, casi a coro, con esa habilidad de humillarte que tiene alguna … Seguir leyendo

LADRONES. Por Dorotea Fulde Benke

El Defensor del Ciudadano De A Pie Aunque Tenga Coche ha presentado una denuncia a nivel nacional, intuyéndose ya su inevitable tramitación a través de organismos internacionales hasta llegar a abarcar el mundo entero. De momento, se busca dentro de España a una banda de empedernidos y reincidentes ladrones compuesta por varios millones de miembros. Entre ellos hay sobre todo vecinos, jubilados, amas de casa, comerciales, compañeros de viaje o trabajo, desconocidos, conocidos, familiares y hasta amigos si bien estos últimos son una minoría. Suelen atacar a cualquier hora del día y pueden llegar a interferir con la vida del afectado incluso a las 4 de la mañana. Actúan en los sitios más diversos, prefiriendo claramente la media distancia, o sea, no actúan ni a flor de piel compartiendo cama con la víctima ni a través de llamadas de larga distancia, aunque también se hayan dado casos de robo en … Seguir leyendo

Jinete negro, Por Salvador Pliego

  Sobre la tierra se prende un jinete que corre. La luna desata sus manos y enseña navajas al estruendo de un duro galope. El berrido de sombras se desplaza para no desbocarse, y las amarras sujetan al corcel que se enfila en recta hacia la perene hondonada. Un relincho asecha a la noche. Sobre la montura, un crespón se levanta en bandera, y el polvo olfatea el abismo que al caballo le jala y alcanza. En el aire, las herraduras se crispan y caen como galopes en llamas, cuando, desde la noche, la luna desata sus manos y, mostrando navajas, al jinete le abrazan… redoblando su marcha.   Salvador Pliego Blog del Autor

Agradecimiento. Por Fátima Ricón Silva

Únicamente expresar mi agradecimiento más sincero y lleno de sentimientos de afecto y gratitud. El apoyo, la solidaridad, la cooperación mediata, el impulso que otorgáis a los autores noveles es incalculable, importante y significativo. El fomento de la literatura en todas sus versiones, la poesía, narrativa, a través de las publicaciones en el blog, los certámenes y los concursos, los colaboradores ……, por todo ello gracias. En mi caso personal fue una sorpresa grata y maravillosa el hecho de que por motivo de una invitación mía dirigida hacía vosotros, respecto a la presentación de mi segunda novela titulada Un fin de…, por motu propio, incluisteis un post en el blog invitando a todos a la presentación. Y además se desprende de vuestro saber hacer el cariño y la ilusión. Muchas gracias. Fátima Ricón Silva