ESCUELAS DE ESCRITORES

 

por  Carmen Núñez

 
La Escuela de Escritores

 

Siempre es una buena noticia que las gentes se unan en proyectos comunes, como es el caso del Hermanamiento realizado entre las Escuelas de Escritores “Alonso Quijano”, “Ateneo de Barcelona”, y “La Casa de Letras” bonaerense, particularmente interesante por establecer una forma de defensa de nuestro idioma:

 

Se podrían destacar otras ventajas importantes que se derivan de esa conjunción de esfuerzos, ya que ahondar en las formas de expresión incluye mayor profundidad de pensamiento y más claridad en la concepción de las ideas.

 

Desde  Canal Literatura mantenemos contacto permanente con las escuelas “Alonso Quijano” y la del Ateneo Barcelonés, ya que algunos de sus miembros participan eficazmente en nuestras actividades, como es el caso de Pau Perez, Director de la Escuela del Ateneo y miembro del Jurado de nuestros Certámenes de Narrativa, así como Teresa Martin Taffarel, gran señora y enorme poeta, que imparte cursos en todas las escuelas citadas y presidió el Jurado del Certamen de Poesía de Canal Literatura.

 

El ganador de nuestro Certamen, en cada una de sus ediciones, está invitado por la Escuela “Alonso Quijano” a un fin de semana en el Hotel Santa Clara de Alcázar de San Juan,  en el que podrá  asistir a un curso o conferencia, en un amplio programa en el que lo difícil es decidir que pueda ser mas interesante.

 

El hotel, antiguo convento recientemente reformado, cuenta con unas formidables instalaciones para el desarrollo de todas las actividades de la Escuela, en un marco de comodidad y confort, amén de múltiples leyendas medievales que rodean el vetusto edificio y que se centran en el pozo del patio interior. Allí podemos encontrar a Paloma y Dolors, siempre activas siempre encantadoras, haciendo de nuestra estancia algo inolvidable, compartiendo los cursos y los ratos de ocio.

 

La Asociación Canal Literatura estuvo presente en  el acto de Hermanamiento entre “Alonso Quijano” y la Escuela del Ateneo de Barcelona, ahora nos congratulamos del efectuado con La Casa de Letras de Buenos Aires, que es seguro redundará en más y mejores aportaciones al mundo de la cultura.

 

Aunque me temo que sigue vigente el eterno dilema:  ¿El escritor nace ó se hace?

 

La labor de estas escuelas se centra fundamentalmente en dotar de recursos literarios y lingüísticos a los aspirantes, en enseñar las diferentes técnicas para abordar los distintos géneros, a la vez que se hace una divulgación espléndida de textos y comentarios, lo que pueden aprovechar aquellas personas que tienen algo que contar y no saben muy bien como hacerlo.

 

Por otro lado, la tradición viene demostrando que un buen escritor se va haciendo en el transcurso del tiempo, con lecturas interminables, horas y horas dedicadas a emborronar cuartillas, todo en un ambiente de recogimiento y prácticamente aislados del mundo cuando están inmersos en el proceso de creación.

 

Es evidente que las escuelas de escritura facilitan enormemente el desarrollo de la vocación literaria pero,  además, el conjunto de actividades que desarrollan favorece el contacto humano y la maravillosa experiencia de compartir conocimientos o logros, acercan el mundo de la literatura a la gente de la calle, aunque sólo esté interesada en disfrutar de los mundos creados por los escritores.

 

En definitiva, todos podemos felicitarnos de que existan iniciativas tan interesantes, con tantos proyectos y con seguros beneficios para quienes decidan utilizar con aprovechamiento todos los recursos que se ponen a su alcance, aunque teniendo muy presente que llegar al corazón y la mente del lector depende de que quien escriba sepa transmitir esa magia, crear ese mundo único entre autor y lector que no todo el que escribe es capaz de conseguir.

 

 

 

 

 
 

                                  © Canal Literatura 2004                              

 

©literatura 2004-2007
Web de la Asociación Canal-Literatura.Todos los derechos Reservados.2004.
Política de Privacidad