Add Me!Cerrar menu de navegación
Add Me!Abrir menú de categorías

9- El coleccionista de cerebros. Por Eugenio N

El coleccionista de cerebros no andaba cargando con cualquier “pieza” para engrosar su valiosa colección; tampoco era un personaje siniestro, exterminador de la vida en aras de su hobby. Se conformaba con los cerebros usados, los que luego de resultar inservibles, eran dejados sobre las mesas de los quirófanos, listos para su incineración.

Siempre estaba atento y excelentemente informado, sabía cuándo se producirían los trasplantes más notorios y ese día, en el lugar preciso, se presentaba bien temprano, movía sus contactos e influencias para sortear cualquier obstáculo y esperaba pacientemente hasta alzarse con el éxito de su nuevo trofeo.

Su elección eran los genios cuya fama y notoriedad, unido a un egoísmo alimentado por el poder, los llevaría a utilizar el último escándalo de la ciencia, que había logrado transferir de un encéfalo usado a uno nuevo, todo cuanto el interesado quería conservar para continuar empleándolo con mayor vitalidad.

El coleccionista había organizado una eficaz y completa base de datos a través de la cual era capaz de seguir en tiempo real la actuación de sus futuros donantes, así podía saber o intuir el momento en que la creatividad de sus elegidos comenzaba a decrecer, dando verdaderos síntomas de un agotamiento que suponía una amenaza para sus exitosas carreras.

Sabía que de inmediato contratarían la costosa operación y pedirían invariablemente que a su nuevo contenido cerebral no pasaran las cosas que, a juicio de ellos, resultaban superfluas y molestas, capaces de interferir en sus grandiosos planes de dominio y éxito, dejando en sus anteriores neuronas una gran parte de los buenos sentimientos que habían perdido la batalla contra la insensibilidad.

El coleccionador alimentaba y cuidaba con esmero aquellos cerebros semivacíos que traía hasta su casa, dentro de estos, y sin los conflictos que los odios generan en cualquier mente humana, los sentimientos más nobles crecían en proporciones inimaginables y se perfeccionaban hasta límites insospechados.

Cada cierto tiempo y en el más absoluto silencio, el coleccionista colocaba una de sus piezas ya terminadas en un receptáculo especial, lo cerraba herméticamente y en la pared externa del recipiente situaba una inscripción indeleble: “Hombre listo para amar y crear sin ambiciones, Instrucción especial: Colocar en los genios del futuro”.

VN:R_N [1.9.22_1171]
Rating: 5.7/10 (12 votes cast)
9- El coleccionista de cerebros. Por Eugenio N, 5.7 out of 10 based on 12 ratings

15 Comentarios a “9- El coleccionista de cerebros. Por Eugenio N”

  1. Mina Harker dice:

    Al leer el título me ha llamado la atención y he tenido que leerlo… ¡y no me he equivocado! Breve y sencillo, pero precioso.

    ¡Mucha suerte!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    • EUGENIO N. dice:

      Gracias, en realidad pude hacerlo más largo, la idea central lo permitía, pero gusto de las narraciones
      breves que trasladen un mensaje como disparo al blanco… tu comentario me llena de sana satisfacción.

      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  2. H. K. dice:

    Tan breve como interesante.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  3. Heke dice:

    Este es un tema que me suena. Me gusta la critica que subyace. Suerte

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    • EUGENIO N. dice:

      ESA ERA LA IDEA, DEJAR UN MENSAJE LATENTE EN EL FONDO DE LAS CONCIENCIAS DENTRO
      DE UN MUNDO TAN BRUTALMENTE CIEGO POR LAS AMBICIONES, GRACIAS POR EL COMENTARIO.

      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  4. Rafael dice:

    Tranquilo, Eugenio, el mensaje está meridianamente claro. En la misma superficie del cuento.
    Mary Shelley se estará revolviendo en su tumba.
    Felicidades.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  5. Pepito dice:

    Lástima que los encéfalos jamás puedan retener detalles emocionales o lógicos, según recuerdo de lo que conozco de psiquiatría. Aparte algo descoordinada la historia. ¿Tiene el protagonista un encéfalo acumulador de restos cerebrales o sencillamente es que al coleccionista se los venden como material de deshecho los familiares de los fallecidos?…
    Una buena idea desperdiciada que debería trabajarla más, a mi modo de entender…

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  6. Barba Negra dice:

    El relato es curioso. Lleva a la reflexión.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  7. Lucile Angellier dice:

    Me pido uno de esos cerebros, que el mío empieza a flaquear. Conciso e interesante. Suerte, Eugenio N

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  8. MOREDA dice:

    INTERESANTE TU BREVE RELATO, QUE DÁ EN EL BLANCO, COMO ALGUIEN YA LO MENCIONÓ. SUERTE

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  9. Ojo de halcón dice:

    La idea es original, pero aunque me crea que se puedan separar cerebros de muertos para reutilizarlos, no imagino cómo pueden crecerles sentimientos nobles en proporciones inimaginables solo por estar en casa del coleccionista. Ni que fuera la casa de Santa Teresa de Calcuta…

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  10. LUPE dice:

    Curioso.

    Suerte

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  11. Jara Maga dice:

    Da que pensar…

    Suerte!!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  12. Ambrose Bierce dice:

    Un relato prometedor que se ha quedado sólo en el inicio. Te animo a que lo desarrolles y nos des la posibilidad de disfrutarlo.

    Mis felicitaciones

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  13. AVAL dice:

    Por tu relato y tu nombre, tengo la impresión de haberte conocido en otros certámenes que ya dejaron de existir. Tu relato de una forma muy subjetiva y atinada, me hace pensar que todos somos coleccionistas de cerebros al estar en contacto en la vida diaria con la gente a nuestro alrededor. Muy bien escrito, corto, pero suficiente para dejarnos un mensaje importante que cada cual lo toma de acuerdo a su propia interpretación. Lograste en pocas líneas, la ambición del buen escritor. Expresarte y transmitirnos tu evidente sensibilidad. Felicidades.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Categorías

Orden

Comentarios recientes

El Libro del VIII Certamen de Narrativa 2011

¡Ya puedes pedirlo!
 El libro  Relatos en el Canal 8
pincha en la imagen.
noviembre 2018
L M X J V S D
« Ene    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Entrega de premios 2010

Videos de interés

Entrega del Premio Especial