V Certamen de narrativa breve - Canal #Literatura

Noticias del III Certamen

15 dUTC abril dUTC 2008

197-La linea recta. Por Nepc-64

Realizo el esfuerzo que me supone girar la cabeza para mirar hacia atrás, hacia el pasado. Y casi no me reconozco.

El inicio lo recuerdo con temores, intentando imitar a los que eran como yo, con la sola intención de no sentirme diferente.

Tomé el camino de la línea recta y mi vida trascurrió según su principal propiedad, ser la distancia más corta entre dos puntos. Recuerdo que volaba, recorría las distancias a la mayor brevedad posible, con la mayor velocidad, con la mayor economía. Optimizaba mi recorrido con la sola intención de llegar. Aprendí a seguir el camino de la línea recta, mi vida avanzaba en trazos y más trazos sin apenas detenerme, sin reparar en los sentidos, como si estos no tuviesen valor, como si obligatoriamente tuvieran que servirme, como si siempre fueran a estar allí, sin más.

Me perdí el placer de distinguir el tacto del camino sobre el que discurría mi caminar, tan diferente según la superficie sobre la que me deslizaba. Me perdí los matices. Me perdí los colores. Me perdí en mi velocidad. Volqué mi intención en llegar sin darme cuenta de que el placer estaba en el viaje. Ya no seguía la línea recta, me había convertido en la línea recta.

No se cuando ocurrió, pero recuerdo que en mi recorrido, cesó el impulso, empecé a observar, perdí el complejo, veía como aparecían bifurcaciones, líneas curvas, que tentaban mi caminar ahora más pausado, recuerdo el instinto por apartarme de mi camino, recuerdo mi imaginación desbordada, mi deseo, recuerdo ansiedad transformada en miedo a fallar.  Pero yo era una línea recta, yo sabia quien era y seguía mi destino, buscaba el punto al que me dirigía sin apartarme de mi camino, pero ahora era el tiempo el que volaba y yo el que lo observaba.

Cuantas veces he pensado en como hubieran sido las cosas si mi avance no hubiese tenido una finalidad, un punto al que dirigir mis pasos. Si me hubiese planteado que tal vez las líneas curvas son líneas rectas que han variado su destino, que se han apartado de su camino por no temer a la diferencia, a que les señalasen con el dedo. Talvez no sea así, pero creo que la línea perfecta es la que se une con su punto de partida en un recorrido circular, donde principio y fin se confunden otorgando a su dueño un recorrido infinito. Y en cada nueva vuelta, mayor es su experiencia, mayor es su placer.

Ahora, cuando vuelvo la cabeza,  en el final de mi recorrido cuando ya atisbo el punto al que me he encaminado y que dará sentido a mi vida, camino poco a poco, tan despacio que la intensidad del placer que siento al llenar el espacio vacío que voy ocupando es indescriptible. Se adonde voy. Se lo que quiero. Lloro de felicidad por mi y por los círculos.



25 votos, promedio: 3,32 de 525 votos, promedio: 3,32 de 525 votos, promedio: 3,32 de 525 votos, promedio: 3,32 de 525 votos, promedio: 3,32 de 5 (25 votes, average: 3,32 out of 5)
You need to be a registered member to rate this post.
Cargando…

Participantes

Tibetana:

No había leído aún tu relato. Ahora lo hago y es muy bonito. Enhorabuena y suerte.


Jorge trejo Rayón:

me gustó mucho, me hubiera gustado escribir este cuento.


NEPC-64:

Gracias Tibetana. Mi mayor recompensa, al esfuerzo de vencer mis miedos y participar, es sentirme parte en esta experiencia. Gracias por tu comentario.


NEPC-64:

Gracias Jorge, me has hecho sonreir.


Delgadina:

Es una buena reflexión, yo siempre digo que lo importante es disfrutar del camino. Yo que sueño con ser una escritora reconocida, a veces pienso que cuando lo sea ya, si alguna vez lo consigo, todo será distinto. Los sueños desaparecen cuando los atrapas con las manos. ¿Con qué soñará Ruiz Zafón si su libro sale ya con un millón de ejemplares?
Por cierto, siempre hay que atreverse a todo, perder el miedo es el primer paso.

Ánimo y suerte en el certamen.


NEPC-64:

Gracias Delgadina, yo en realidad no creo que exista un camino por recorrer, creo, más bien, que solo hay momentos que crean un camino recorrido. En este sentido Autor y Narrador discrepamos.

Suerte.


NEPC-64:

……. ♫♫♪♪ …….

Come gather ‘round people♪
Wherever you roam
♫And admit that the waters
Around you have grown
And accept it that soon♫
You’ll be drenched to the bone
If your time to you
♫Is worth savin’
Then you better start swimmin’
Or you’ll sink like a stone
♫For the times they are a-changin’.

Voy canturreando tus viejas canciones, ¡llevo media discografía!, como ofrenda de buen anfitrión.

Sabía que vendrías, era cuestión de tiempo, ciento y tantos comentarios te muestran constante, tenaz, exigente con quien no quiere dejar a nadie en desventaja. Leer y Comentar, sonreír y comentar, bostezar y comentar, … avanzar y comentar. Tenías que pasar por aquí, pues, como en mi relato, tu camino era lineal, recto, sin bifurcaciones. Así que te esperaba.

Nada me gustaría menos que condicionar tu comentario – respecto a mi texto – pues necesito prosperar, no pretendo ganar nada. Ni se me ocurre. Participo con la inconsciencia de quien solo pretende disfrutar entrometiéndose en la fiesta que dan en el jardín de la casa de al lado.

Sí quería darte esta bienvenida, pues, por lo menos para mi, es importante recibir comentarios sobre lo que he escrito. Además a estas alturas del camino debes de tener ya pocas fuerzas. Animo que ya te queda poco …

Come writers and critics
♪Who prophesize with your pen
♫And keep your eyes wide♪
The chance won’t come again
♪And don’t speak too soon
For the wheel’s still in spin♫
And there’s no tellin’ who

……. ♫♫♪♪ …….


Anakina:

Me gusta tu relato y aún más tus comentarios. El primero me parece muy original, divertido y no por ello superficial, al contrario, qué identificada me siento con la línea recta, a pesar de no compartir su felicidad al caminar en círculo, más bien suelo marearme: a veces, maldita sea, el viaje se eterniza. Lo dicho, he pasado un buen rato leyéndote.
Espero que tengas suerte


NEPC-64:

Gracias Anakina, que bueno que te gusten mis comentarios!. El problema es luego convencer a mi vanidad de que el mérito no es mío, que esto es de lo más normal, que al final no soy yo sino en quien yo me reflejo y por tanto el mérito es tuyo y no mío. Yo así lo creo. Porque un mismo relato gusta a unos y disgusta a otros. Es que estoy por la labor de dominar mis egos … pero me encanta recibir halagos!


Tristán:

Ante todo, gracias por tu comentario en mi relato, porque tienen doble mérito viniendo de un “rival”.
Lo primero (y menos importante, pero para quitármelo ya del medio…)que te voy a decir es que tengas un poco más de cuidado la próxima vez con las tildes, pues se te ha escapado alguna. Estoy seguro de que se deben al apresuramiento a la hora de mandar el relato (eres el 197, yo el 193, aí que puedo imaginarme las prisas, jaja, te comprendo, créeme), pero sé más cuidadoso la próxima vez porque para algunas personas esos despistes sin importancia pueden ir en detrimento de tu relato.
Y entrando en materia de verdad, francamente, tu relato me ha gustado mucho. Si te soy sincero, tras una primera lectura no sabía si me había convencido o no. ¿No te ha pasado nunca que has visto una película o leído un libro y nada más concluir no estás seguro de si es una mierda o es muy bueno?
Con tu relato me ha pasado eso: me ha dejado algo desconcertado y he tenido que leerlo de nuevo… Y es muy bueno. Felicidades. Y Bob Dylan es un máquina.


libélula:

he leído tu relato al azar, y me ha encantado. Tiene un lenguaje excelente, ya me gustaría a mí escribir así. Es breve pero ya sabes, lo bueno…La metáfora es ideal. Felicidades. te mando mis votos.


NEPC-64:

Tristán:

Gracias por tu comentario, te respondo de forma resumida.
1- No te considero, en absoluto, un rival. Es más no solo he disfrutado con tu relato y con el de otros muchos, sino que además los he votado. Estoy disfrutando el certamen.
2- Las faltas de ortografía son imperdonables e inexcusables, así que gracias por la delicadeza con que has tratado el tema. La verdad es que no pensaba exponer el relato y luego, por las prisas, no lo corregí. A veces escribes rápido, como intentando que la inspiración no le gane la carrera a tus dedos al teclear las letras. En fin, inexcusable!.
3- Me ha encantado tu pregunta. Ya hace tiempo que me di cuenta que cuando me pregunto si algo me ha gustado o no, es que NO! (o no lo suficiente), porque cuando algo me gusta no necesito preguntármelo. Pero bueno esto me pasa a mí. Me halaga que te acabara gustando el relato.
4- En lo de Bob Dylan estoy completamente de acuerdo.


NEPC-64:

Libélula:

Gracias por tu comentario, es fantástico poder conectar, a través de la escritura, con gente que no conoces y que, sin embargo, te parece tan cercana. Gracias de nuevo.


Norma jean:

Preciosa reflexión sobre los cambios que se van produciendo a medida que caminamos hacia no sabemos dónde. Tal vez hacia el origen, hacia el punto de partida que se confunde con el de llegada. Caminar en círculos es una forma de avanzar hacia atrás. ¿Hay algo más sugerente? Tienes mi voto.


NEPC-64:

Gracias Norma Jean. El narrador diría que antes no sabía junto a quien caminaba, que en el camino encontró, ya al final de su existencia, el placer de la compañía. El Autor, añadiría, que caminar junto a gente como vosotros, hace del camino un lugar donde uno desea permanecer. Gracias.


La princesa malaya:

Muy buena reflexión sobre la vida, y las prisas por llegar a un punto de no retorno, por marcarnos constantes metas para poder seguir caminando, sin apreciar la belleza de cada paso que damos.
Suerte.


NEPC-64:

Gracias por tu comentario princesa malaya.


wu wei:

EXCELENTE ESCRITO. PERO NO TENGO MÁS REMEDIO QUE DECIRTE QUE NO SÉ SI ESTO ES UN CUENTO O NO. MÁS BIEN ME PARECE UNA EXCELENTE REFLEXIÓN, BIEN ESCRITA. QUIZÁ HUBIERA QUEDADO MÁS LUCIDA ENGARZADA EN ALGUNA HISTORIA, EN BOCA DE ALGÚN HOMBRE O ALGUNA MUJER QUE ACABA (TAL Y COMO CUENTAS) LLORANDO. AUNQUE POR OTRO LADO, Y TAL Y COMO DICE ANDRES NEUMAN “UN NARRADOR NUNCA SATISFACE DEL TODO LA CURIOSIDAD DEL LECTOR”. ASÍ QUE TAMBIÉN RESULTA SEDUCTOR QUE EL LECTOR SE QUEDE CON CURIOSIDAD, PENSATIVO, ELUCUBRANDO, ASIGNANDO PERSONAJES E INVENTANDO SU PROPIA HISTORIA… PONIÉNDOLE CARA A LA LÍNEA RECTA.
EN FIN, AQUÍ QUEDA MI DESORDENADA OPINIÓN.
ENHORABUENA Y SUERTE.


NEPC-64:

Gracias wu wei, aprecio mucho tu comentario, de veras, esperaba que alguien se mojase en el formato del texto. Sé que no es un cuento, todo y la metáfora, pero tampoco puede decirse que no sea un relato.
Mi opinión al respecto es que en boca de un protagonista el texto hubiera quedado desvirtuado, pretencioso, pues su esencia reside en la propia reflexión. Darle un carácter universal obliga (anima en el peor de los casos) a que el lector tome partido y sopese la veracidad (por similitud) o la inconsistencia (por discrepancia) del mismo, en cualquier caso y en definitiva, invita a pensar. Podría decirse que al no estar en boca de nadie, está en boca de todos,… de todos los lectores.

Quiero agradecerte también tu cita a Andrés Neuman, al que he visto que te refieres en más de un comentario, pues me ha permitido conocer a este joven escritor del que, de momento, lo que más me ha impresionado son los motivos que le llevaron a escribir.


Cuasiqueno:

Nepc-64, lo mejor de esta parcelita tuya es tu comentario del 20 de abril, una genial ocurrencia.

Respecto al relato, me pasa como a Wu Wei, me quedé con la sensación de “¿y eso es todo?”. Se me antoja más el comienzo de un relato más largo que un relato en sí mismo: el protagonista empieza con esa reflexión y después se desarrolla una historia.

En fin, me ha gustado tu reflexión sobre la forma de caminar por la vida, pero (¡ay!) en este relato he echado de menos un poquito de calor.


William Cullen:

Coincido con Wu Wei y con Cuasiqueno en que no se trata de un cuento canónico, pero es interesante.

Saludos y suerte.


Envia tu comentario

Debe identificarse para enviar un comentario.